Os queremos acercar a India y Nepal ...

Conoce un poco más Nepal....

30.01.2013 16:31

Nepal, situado a lo largo de las más altas cumbres del Himalaya, se dibuja como una tierra de paisajes sublimes, templos desgastados y algunas de las mejores rutas para practicar el trekking. En contraste con su pobreza (Nepal se encuentra entre los países más pobres y menos desarrollados del mundo, con aproximadamente una media parte de su población viviendo por debajo de la línea de indigencia), Nepal disfruta de una gran riqueza paisajística y tesoros culturales. Desde tiempos inmemoriales, este territorio ha estimulado la imaginación de Occidente, y a los turistas que lo visitan les resulta un lugar difícilmente olvidable.

Nepal limita con la China y con la India, y su territorio se extiende a lo largo de 140.798 kilómetros cuadrados muy abruptos donde más de la mitad del norte del país está enclavado en las cumbres más altas del Himalaya como el Everest, 8.848 metros de altura, el Kinchinjuga, 8.585, el Makalu, 8.472 y el Dhaulagiri, 8.170, entre otros picos. Su capital es Kathmandú, una ciudad mágica que envuelve con su encanto a los extraños dejándoles un recuerdo único.

La religión es el alma del pueblo. Aunque oficialmente Nepal es un país hindú, en la práctica la nación presenta un sincretismo de creencias hindúes y budistas a las que se añade un panteón de divinidades tántricas. El resto de la población que no profesa ni el budismo ni el hinduismo se decanta por las creencias musulmana, cristiana o chamanista.

Nepal es un verdadero mosaico de razas de distintas culturas que conviven en paz ya que el respeto es una característica esencial de los nepalíes. Nadie intenta que se adopte su modo de vivir pero sí espera que se respeten sus tradiciones y costumbres.

                 

Este mosaico se divide en diferentes áreas geográficas: en las zonas más altas de montaña habitan los sherpas, habituales guías y transportadores, para explorar la zona, que practican el budismo tántrico y hablan un dialecto del tibetano, los lo-pas, muy influenciados por la magia del chamanismo bon y los myeshang, de raza gurung.

En las alturas medias habitan los kirat, de origen indio, practican distintas religiones; los newars que se rigen por el sistema de castas; los chepang de rasgos mongoles; los guruns, los magars, muy numerosos; los tamangs; los panchgauns, actualmente sólo son unos cincuenta; los sun wars y los thakalis.

En la parte baja del Nepal viven los satars que hablan su propio dialecto, los tharus, los aborígenes de Terai, los dhangars, drávidas y los rajbansi; hindúes con una minoría musulmana.

En la zona media y baja del Nepal además de estas etnias, conviven musulmanes, kshatriyas y brahmines.

La vida en Nepal es muy dura Las zonas rurales son verdaderamente pobres y se lucha contra la mortalidad prematura. Sólo hay tres médicos para cada 100.000 habitantes y uno por cada cien mil fuera del Valle de Katmandú. Uno de cada cinco niños muere durante las primeras semanas de vida y 35 de cada 1.000 entre los primeros cuatro años de edad. Las causas no son otras que la grave desnutrición.

Quizá por la extrema dureza de sus vidas, los nepaleses son solidarios, conviven en paz y disfrutan con lo poco que tienen. Tratan al extraño con respeto y cortesía y sonríen con frecuencia, mientras sus ojos permanecen serenos, plenos de sabiduría.

En arquitectura destacan las pagodas, típicas del Nepal, que consisten en templos de varios pisos con tejados superpuestos que suelen estar recubiertos de cobre barnizado de bronce. Las stupas son lugares sagrados de gran tamaño que guardan las reliquias de los dioses, mientras que los shikaras están construidos sobre una base cuadrada, en las que el peso del edificio es soportado por pilares.

       

La gastronomía de Nepal es muy parecida a la cocina India, a excepción de los ingredientes específicos del país.

El alimento básico es el arroz que se suele acompañar de dhal, sopa de lentejas, verduras condimentadas con currys que suelen estar compuestos de jengibre, ajo y chile y carne. En las grandes alturas, en lugar de arroz, toman tsampa, granos crudos, molidos y mezclados con té, leche, agua, o simplemente secos. También se toman con las comidas las chapatis, tortitas fritas.

Las carnes que más se degustan son las de cerdo, cabra, pollo, búfalo y yak, nunca de vaca, ya que este animal es sagrado al igual que en la India.

© 2013 Todos los derechos reservados.

Powered by Webnode Tienda online